Conectate con nosotros

Notas

Proteger a niñas, niños y adolescentes contra toda forma de violencia es prioridad para el MINNA ante situación de emergencia

Publicado

en

Proteger a niñas, niños y adolescentes contra toda forma de violencia es prioridad para el MINNA ante situación de emergencia

Durante una entrevista, la ministra de la niñez y la adolescencia, Teresa Martínez habló sobre el trabajo que impulsa el MINNA ante la declaración de emergencia por la crecida del río Paraguay “Nosotros formamos parte del consejo nacional de emergencia. Desde el primer momento que fuimos convocados, hemos abordado lo que nos corresponde, en el sentido de organizar todo lo que sea dar respuesta y coordinar acciones concretas en el ámbito de la niñez y adolescencia. Esta semana estuvimos coordinando con el sector público, representantes de la sociedad civil y organismos cooperantes, para trabajar en la prevención de toda forma de abuso, además de garantizar que reciban asistencia de salud que estará a cargo del Ministerio de Salud. El Ministerio de Educación será responsable del área escolar, y nosotros – MINNA – de dar respuesta inmediata a los casos que involucren a niños en situación de emergencia por esta situación. Los programas planteados son especiales para prevenir abuso y atender a los niños y niñas que están en los albergues. Fortalecimos nuestro programa abrazo de Cateura, que por cierto debemos mudarlo a causa de la inundación. Allí atendemos a más de 400 niños y niñas.
Desde mañana, ya estaría la carpa de niñez en la zona RI, previendo todo lo que siempre hemos estado haciendo, como desayuno, juegos lúdicos, buscando retener a los niños en un lugar sin riesgos. Lo que pretendemos son espacios seguros donde ser garantice que tengan la alimentación necesaria. También estamos coordinando con los dispositivos de salud, en caso que alguno requiera atención médica. Igualmente hacemos monitoreo en muchas otras disposiciones, pero tendremos una presencia física en el lugar para asegurarnos lo de la alimentación y la permanencia de las niñas y niños mínimamente hasta las 20:00 hs en estas carpas seguras.
En San Ignacio, a través de la regional del MINNA en Misiones, se está trabajando junto con la gobernación por los espacios seguros. La Municipalidad de San Ignacio y la de Santa Rosa son aliadas en el trabajo de mantener el dispositivo de protección de los niños y niñas, puesto que los casos de abusos aumentan con estas situaciones, porque no solo es una movilidad de familia, sino una movilidad de todas las problemáticas comunes de estas zonas (abuso, maltrato, consumo, etc) y se duplican cuando están en situación de emergencia, por eso el programa es llamado “estrategia de prevención de la violencia sexual en alberges en contexto de emergencia”. Esta movilización genera un montón de riesgos, estrés psicológico, inestabilidad emocional, y eso no es solo con los niños sino con los adultos también, pues se exacerba el nivel de violencia. De ahí nuestra insistencia en los espacios seguros, para evitar que estas movilizaciones generen un mayor peligro para las niñas y niños. Para paliar la situación, trabajamos fuertemente con nuestros equipos técnicos compuesto por psicólogos, trabajadores sociales, educadores, que ya están en las zonas con ellos, con el fin de evitar esas situaciones” afirmó.

Sobre trabajo infantil
Al ser consultada sobre el trabajo realizado por un niño de 12 años en el congreso nacional explicó que “Hay una cultura tras todo esto, a nosotros nuestros padres nos enseñaron que sin sacrificio no se consigue nada, que hay que trabajar para tener cosas y que si uno no se sacrifica no hay resultado; asimismo a esto niños le dicen que si no trabajan quizás hasta no coman, y en la edad de ese niño que trabajaba como lustrabotas y fue tan publicitado, resulta hasta dignificante la situación, pues, no todos tienen la oportunidad de estar en un espacio seguro. Ese niño no debiera de estar trabajando de ninguna manera, pero él en ese contexto se siente dignificado y seguro para obtener su posibilidad de estudios y todo lo demás. Eso es algo que está muy arraigado en nosotros.
Cuando uno trabaja en un programa para erradicar el trabajo infantil lo primero que te dicen los padres o tutores es ¿queres que sea un vago o un drogadicto?. El niño no tiene que trabajar, tiene que ser asistido por un adulto que le provea todo y que él esté estudiando y jugando. Un niño desarrolla su vida jugando, es el modo natural, es el modo efectivo de que desarrolle sus habilidades para que luego pueda incorporarse a una educación formal, a un sistema de trabajo formal. Cuando el niño trabaja, se le quita lo niño porque se lo “adultisa”, se lo responsabiliza de su propia subsistencia, se le quita esa posibilidad de creatividad y de todo lo que tienen que ir descubriendo él a través del juego.
Los que tienen el privilegio de tener padres que los puedan mandan a un sistema de educación para la primera infancia están estimulados a través del juego, porque si no juega, no desarrollan el cerebro y todas sus capacidades, y sin embargo algunos normalizan que el niño deba hacerse cargo de su propia subsistencia. Es algo que debemos trabajar todos y asumir que el niño tiene que jugar y tiene que estudiar. Hasta la educación formal se hace ahora de manera lúdica” recalcó.

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias