Conectate con nosotros

Notas

Familias marcharán por autocultivo de cannabis para su uso medicinal

Publicado

en

La marcha está prevista para el 21 de diciembre. Arrancará a las 09.00 en la Plaza Carlos Antonio López, rumbo al Palacio de Justicia. Allí los manifestantes darán ingreso a un amparo judicial que permita el cultivo de marihuana a familias de pacientes que necesitan de este insumo para su tratamiento.

«Estamos preparando esta marcha por una mejor calidad de vida. El dolor no puede esperar, por eso vamos a darle ingreso a un amparo por el cual pedimos el autocultivo para las mamás y familias que estén dentro de la organización», explicó Cynthia Farina en contacto con Última Hora.

Lea en el sitio especial de Última Hora la postura de los precandidatos acerca de la legalización de la marihuana

A criterio de la organización, la marihuana les sirve como insumo para preparar un aceite casero que calma el dolor a pacientes crónicos.

«El aceite de cannabis es muy costoso, tiene un precio de G. 1.800.000 y se necesitan dos frascos por mes, y además no funciona para todos los casos. La única solución viable es la propia preparación de la medicina», dijo.

Explicó que para ello es necesario cultivar el cannabis. «No queremos estar ayudando al narcotráfico comprando insumos clandestinamente, queremos tener esa tranquilidad para las familias», explicó.

El caso de Verónica

Cynthia Farina, miembro de Mamá Cultiva Paraguay, es madre de Verónica, una niña de 6 años diagnosticada con epilepsia refractaria desde los seis meses de edad. Comentó a Última Hora que su pequeña sufre convulsiones que, en la mayoría de los casos, son muy extensas, de 20 minutos a una hora de duración, y que luego requieren de una internación.

Estuvo internada en 60 ocasiones, 12 de ellas en terapia intensiva. «A ella no le resultó ningún tipo de fármaco ni tratamiento tradicional, llegó a consumir cinco tipos de anticonvulsionantes al mismo tiempo, pero ninguna terapia le hacía efecto», comentó Farina.

La madre explicó que, desde que se enteraron del uso medicinal del cannabis y de que podría ser una opción para mejorar la salud y calidad de vida de su hija, se interiorizaron más en el tema desde abril del 2016. «He optado por la alternativa del uso medicinal del aceite de cannabis», expresó.

Cynthia suministra a su hija una gota a la mañana, la segunda a la siesta y otra durante la noche, desde hace un año. «Son muchos cambios, muchos avances cognitivos. A partir del uso del aceite de cannabis está más alerta, con más apetito, más conectada», refirió.

Verónica es solo uno de los tantos casos de niños que podrían ser tratados si se llegara a legalizar el uso medicinal y el cultivo regulado del cannabis. Desde la organización buscan el apoyo del Estado y crear conciencia de la situación de muchas madres y sus hijos. UH

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias