Conectate con nosotros

Notas

Cancillería prosigue negociación con Brasil para lograr apertura del comercio fronterizo mediante courier

Publicado

en

Agencia IP. – El viceministro de Tributación, Oscar Orué, explicó que la Cancillería Nacional del Paraguay prosigue con las negociaciones con sus pares de la República Federativa del Brasil para la apertura del comercio de la frontera mediante la implementación de un courier terrestre para ventas al exterior.

Orué informó que el Gobierno Nacional se encuentra trabajando en medidas que puedan ayudar a reducir el impacto negativo y mejorar el tráfico comercial fronterizo que se encuentra afectada a causa del cierre de las fronteras.

Recordó que el jueves último, en una reunión mantenida con el presidente de la República Mario Abdo, el canciller nacional Antonio Rivas y el Equipo Económico Nacional, se definió el proyecto que busca reactivar la economía en esas zonas del país.

Anunció que la iniciativa tiene como ejes la reducción de impuestos, subsidios, así como la implementación de un courier terrestre para ventas al extranjero. Se trata de regímenes excepcionales, especiales y transitorios.

«Tras el término de esa reunión el canciller nacional ya se reunió con el embajador de Brasil en Paraguay, Flavio Damico y ahora ya están en tratativas. Entiendo que esa es la posición y que ni bien el presidente tenga el informe de la Cancillería estaría firmando (el decreto)», refirió el viceministro de Tributación.

Orué explicó este martes en entrevista con Radio Nacional del Paraguay que de no darse ese acuerdo con el Brasil para el courier terrestre para ventas a su territorio, la institución a su cargo puede establecer bajas en los aranceles y tributos.

Dijo que la reducción de los impuestos y tasas podrían llegar al 30%, considerando los aranceles y tasas que se bajarían de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que podría llegar a descender del 10 al 1% en el régimen turismo.

«El tema está justamente en la situación de la venta, entiendo que si se trae mercaderías a menor costo evidentemente van a poder vender a un costo mucho más atractivo a los efectos de la economía y manteniendo la rentabilidad de estas empresas», agregó.

El régimen de turismo dijo que al mismo se agregarán productos nuevos como los textiles y calzados deportivos de marca. «Esos son productos que normalmente tienen un impacto en las ventas ya que el brasilero generalmente compra productos de marca a un coste más interesante», afirmó.

En cuanto a los productos de electrónica dijo que los mismos contarán con una reducción del 0,5%.

Consideró que la solución para la frontera siempre va a ser poder lograr un comercio más fluido y que eso se logrará solamente con la apertura de las fronterass Sin embargo, sostuvo que eso está muy lejos de concretarse y más aun considerando que los casos de coronavirus en Brasil van en constante aumento.

«Paraguay va a mantener la prioridad en la salud y la vida. Esa es la línea del Gobierno Nacional y es algo que el presidente ya manifestó en varias oportunidades», resaltó.

Paraguay puede establecer criterios que promuevan la competitividad

Orué indicó además que el Paraguay puede establecer criterios para ser más competitivo en cuanto a la venta de los productos dentro del territorio nacional, pero lo que se requiere es que Brasil acepte que se pueda comprar tipo delivery online desde aquí con los regímenes establecidos.

«Nosotros igual podemos establecer los regímenes, sin embargo los brasileros tendrán que pagar los impuestos correspondientes. Hoy hay un cupo de compra de entre 500 a 1.000 dólares por compra y eso es lo que el Brasil va a aceptar, pero nosotros igual podemos establecer criterios más competitivos», refirió.

En ese punto explicó que si Paraguay establece esos criterios más competitivos una vez que la mercadería cruza al lado brasileño tendrá que pagar todos los impuestos establecidos por el país vecino. «Esa es la diferencia no es que nosotros dependemos de su aprobación. Ellos (los brasileños) van a poder comprar la diferencia va a estar en la diferencia que ellos pagan al ingresar mercaderías extranjeras a su territorio», resaltó.

Concluyó recordando que el comercio de bienes no fue suspendido durante la pandemia, se sigue exportando e importando productos, lo que se suspendió fue el cruce de los ciudadanos.

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias