Edición

Volver a empezar: ¿Puede funcionar con un amor de la juventud?

Cuando uno se lo imagina parece un cuento de rosas: ¿Cómo sería reencontrarse con un amor de la juventud que nos vuelva a despertar los sentimientos de antes y….?

Para muchos el primer amor será algo especial durante toda la vida. Es la primera vez que uno siente mariposas en la barriga, el primer beso, las primeras expectativas y la primera relación sexual suelen grabarse en la memoria. Se estima que para aproximadamente el 20 por ciento de la gente esa etapa es muy, muy especial, con lo cual no sorprende que a más de uno se le ocurra “retomar” algo de aquellas épocas cuando pasan los años. ¿Pero no es algo un tanto irreal?

Las dos personas viven miles de cosas en el medio, crecen y desarrollan de formas tal vez muy distintas y, además, no por nada uno no mantuvo la relación amorosa con esa persona, ¿no?

Si uno tuviera que decir una única frase, podría elegir “los viejos amores no envejecen”, comenta el psicólogo Rudolf Stross, que opina que por lo general el carácter y la personalidad de la gente no cambia radicalmente con los años. Si uno se llevaba bien hace 20 años, seguramente ahora también detectará rápidamente ese punto de encuentro, al que se suma algo no menor: haber compartido el pasado.

Stross recomienda no ensalzar demasiado el pasado al reecontrarse con la otra persona, ni tampoco hacer mucho foco en los aspectos negativos del presente, porque ninguno de los dos podrá negar que el tiempo no habrá pasado para uno solo. Quizás al otro ya no le queda mucho del esplendor de los rulos que tenía en su momento, pero ¿acaso uno tiene el cutis tan brillante como antes? Además, está claro que ambos habrán vivido muchas cosas en el interín, y que esas cosas les habrán dejado huellas.

Esto es un punto no menor si quieres que el reencuentro funcione. Es crucial no querer que todo sea exactamente como antes. Hay que recordar el pasado pero, a lo sumo, para no enceguecer.

¿Cómo fue la relación cuando éramos jóvenes? ¿La separación fue espantosa o armónica? Estas preguntas son importantes porque, una vez pasada la primera etapa del enamoramiento, cuando surgen problemas es mucho más difícil de lidiar con ellos que cuando uno está con una persona con la que no tuvo ningún pasado.

Si uno tiene una pelea menor con el amor de la juventud años después, corre el riesgo de encasillarlo muy rápidamente al recordar cómo era antes, y será muy, muy difícil sacarlo de ese casillero.

Si una de las dos partes nota que no ha superado algunas experiencias del pasado, más vale que lo diga abiertamente, que plantee qué es lo que aún carga y que pregunte cómo vivió esa misma situación el otro. En caso contrario, puede que ese dolor resurja una y otra vez y termine matando las mariposas.

Ahora bien, si lo que queremos saber es si un amor de juventud tiene más o menos chances que un amor con alguien que uno conoce por primera vez, sólo queda decir que ninguna historia está pre-escrita. Quizás la intimidad es mayor de inmediato, pero la fuerza del vínculo no sólo se bastará con el pasado compartido. Serán muchos los factores que empiecen a jugar un papel: desde el lazo que uno tenía con la familia del otro hasta cuánto duró la relación.

Volver a empezar: ¿Puede funcionar con un amor de la juventud?
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hasta arriba