Conectate con nosotros

Edición

Los delincuentes ganan terreno y el Gobierno no reacciona

Publicado

en

El Estado tiene desde siempre la misión primordial de preservar el orden público mediante el monopolio de la fuerza legítima. Las otras funciones que hoy asume, como las de promover el desarrollo, la educación y la sanidad, son accesorias a la de impedir que rija la ley del más fuerte. De hecho, no se puede exigir que proteja en todo tiempo la vida y la integridad física de cada uno de los habitantes del país, como manda el art. 4º de la Constitución. Es inevitable que haya delitos, pero sus autores deben ser sancionados y sus alcances restringidos gracias a las medidas preventivas y represivas que los organismos de seguridad tomen dentro del marco de la ley. El Estado fracasa rotundamente cuando la criminalidad se desborda hasta el punto de que localidades enteras sean ocupadas por bandas provistas de armas de guerra, ante la impotencia o complicidad de las fuerzas policiales. Lamentablemente, ese es el triste panorama que está sufriendo hoy el Paraguay. Y, para peor, con explicaciones y justificaciones preocupantes de nuestras autoridades.9 DE JULIO DE 2019 – 22:00

El Estado tiene desde siempre la misión primordial de preservar el orden público mediante el monopolio de la fuerza legítima. Las otras funciones que hoy asume, como las de promover el desarrollo, la educación y la sanidad, son accesorias a la de impedir que rija la ley del más fuerte. De hecho, no se puede exigir que proteja en todo tiempo la vida y la integridad física de cada uno de los habitantes del país, como manda el art. 4º de la Constitución. Es inevitable que haya delitos, pero sus autores deben ser sancionados y sus alcances restringidos gracias a las medidas preventivas y represivas que los organismos de seguridad tomen dentro del marco de la ley. El Estado fracasa rotundamente cuando la criminalidad se desborda hasta el punto de que localidades enteras sean ocupadas por bandas provistas de armas de guerra, ante la impotencia o complicidad de las fuerzas policiales. Lamentablemente, ese es el triste panorama que está sufriendo hoy el Paraguay. Y, para peor, con explicaciones y justificaciones preocupantes de nuestras autoridades.

Lo ocurrido en la madrugada del último domingo en Liberación, departamento de San Pedro, no es nada insólito, pues ya se recuerdan al menos tres operaciones delictivas de similar o mayor envergadura, que afectaron a San Cristóbal en 2014, a General Aquino en 2016 y a Ciudad del Este en 2017. En todos los casos, como en el más reciente, decenas de malhechores movilizados en vehículos neutralizaron a la fuerza del orden y se hicieron con sumas multimillonarias, para huir luego sin mayores dificultades. La novedad trágica de esta vez fue que los asaltantes –unos cincuenta, en total– asesinaron a un joven que hoy estaría con vida si el Ministerio del Interior y la Policía Nacional cumplieran con su deber de cuidar la seguridad interna. Pero, como en ocasiones anteriores, no se enteraron de los preparativos, que habrán sido bastante amplios dada la magnitud de la operación.

Y conste que la Policía Nacional cuenta con una Dirección General de Inteligencia que, por lo visto, no está muy bien preparada para conocer lo que se trama en el submundo. O quizá lo esté y sus agentes se hagan los desentendidos por alguna razón inconfesable. No resulta gratuito suponer que, dada la tremenda corrupción reinante entre los uniformados, en algunas instancias exista una estrecha cooperación no solo con los motoasaltantes, sino también con los gansters de tomo y lomo. Si suele ocurrir que en los atracos a locales comerciales o bancarios haya un empleado o guardia de seguridad que haga de “entregador”, bien podría presumirse que también haya policías que cumplan esa función cuando se ocupa una ciudad a mano armada. Suponiendo que no esté contaminado, el Departamento de Asuntos Internos de la Policía Nacional tiene mucho que hacer para desbaratar cualquier colaboración en marcha. Pero poco se sabe de su actividad en tal sentido.

Desde 2016, también existe una Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI), cuyo jefe preside el Consejo Nacional de Inteligencia (CNI), que forma parte del Sistema Nacional de Inteligencia (SINAI), junto con el Ministerio del Interior, entre otros órganos. Muy impresionante, pomposo, pero a la hora de la verdad muy poco efectivo. Parece que solo funciona en los papeles. La SNI, hoy dirigida por el ministro Esteban Aquino, tiene también la función de detectar, neutralizar y contrarrestar las acciones de organizaciones criminales transnacionales. La incumplió cuando el Primer Comando da Capital (PCC) se hizo con Ciudad del Este hace dos años y la incumple cuando estallan motines carcelarios. Pero la responsabilidad principal la tiene el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, que trata de eludirla con la manida excusa de que en todas partes se roba y de que el crimen organizado es un problema para todo el mundo. ¡Qué descubrimiento! Pensábamos que había asumido el cargo para tratar de contrarrestar esos males en vez de justificar su existencia. Además, no estamos hablando solo de robos y asaltos, sino de ¡copamiento de ciudades! Lo que hizo Villamayor con su falaz comentario fue ofender a sus compatriotas, que le pagan para que preserve la seguridad interna y no para esquivar el bulto. Los tomó por idiotas. Fue más sincero ayer cuando dijo, tras un nuevo asesinato cometido por el EPP, que el resultado de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) no es el deseado por el Gobierno. Es de recordar que este grupo de acción está integrado también por agentes de la Policía Nacional, dependientes de su cartera. A ello debe agregarse que, también ayer, Ángel Espínola, un guardiacárcel de la penitenciaría donde ocurrió la reciente masacre, y quien había denunciado la inferioridad de condiciones en que estaban él y sus colegas en relación con los delincuentes, fue asesinado a balazos en pleno centro de San Pedro. Es decir, el descontrol es total, y algunas fuentes no descartan otros grandes hechos sangrientos.

En tal sentido, el presidente Mario Abdo Benítez adelantó que habrá “muchos episodios de reacción” del crimen organizado en los que el Gobierno obtendrá victorias, pero también habría “situaciones complicadas”. Tampoco fue muy optimista, pero al menos fue franco al no anunciar un pronto triunfo en este frente, debido a las deficiencias de las fuerzas de seguridad.

El problema de fondo aquí es la corrupción rampante de la fuerza pública. Mientras ella continúe, no servirá de mucho destinar más recursos a la Policía Nacional. Hay que empezar por limpiar la casa para que la población confíe en sus autoridades.
abc

Sigue leyendo
Anuncio

Edición

Ministro del Interior asume el cargo con compromiso por el diálogo para la estabilidad política

Publicado

en

14 octubre, 20193

Foto Agencia IP.

Asunción, IP.- El nuevo ministro del Interior, Euclides Acevedo, juró este lunes por la tarde como nuevo titular de la cartera y asumió el compromiso de reforzar el diálogo con todos los sectores sociales y políticos para la estabilidad.

Acevedo señaló que la principal indicación del presidente Mario Abdo fue la de mantener la estabilidad política para el crecimiento económico, al igual que hacer uso de todas las prerrogativas de su cargo para continuar en la lucha contra el crimen organizado.

Al finalizar el acto, el nuevo ministro señaló que recurrirá al diálogo, tanto con fuerzas policiales como autoridades del Ministerio del Interior y actores políticos, para concertar alguna modificación a nivel interno, sea en autoridades, o incluso reformas internas.

Agregó también que cualquier intención de modificar el rol de la Policía requiere de la participación de la sociedad civil para lograr cambios profundos en la estructura policial.

También se refirió a un diálogo con la Comandancia de la Policía Nacional para fortalecer los procesos de selección de nuevos agentes con integridad. Indicó que el personal humano es el principal activo con el que cuenta la institución, pero también trabajará por paliar necesidades en cuanto a insumos y elementos para la labor policial.

Otro punto de diálogo será sobre la presencia de policías en instituciones públicas y a protección de autoridades, de manera a racionalizar el personal, indicó Acevedo.

Acevedo asumió el cargo en reemplazo de Juan Ernesto Villamayor, quien será el nuevo jefe de Gabinete Civil, de acuerdo al Decreto 2.684/19 dado a conocer en la fecha.Compartir:

Sigue leyendo

Edición

Villamayor trabajará por una mayor interacción entre ministros

Publicado

en

14 octubre, 201927

Juan Ernesto Villamayor confirmó que asumirá como jefe de Gabinete Civil de la Presidencia. Foto Agencia IP

Asunción, IP.- El nuevo jefe de Gabinete Civil de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor, anunció que trabajará por una mayor interacción entre los ministros, de tal forma a responder a los lineamientos del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Juan Ernesto Villamayor se reunió este lunes con el presidente Abdo Benítez y a su salida de Palacio de Gobierno confirmó que ocupará la jefatura del Gabinete Civil, dejado por Julio Ullón.

En ese sentido dijo estar «encantado de trabajar en el Gabinete Civil con el presidente de la República», destacando que asumirá el cargo «sin ningún inconveniente”.

Respecto a sus principales desafíos, mencionó que coordinará primeramente las tareas del Gabinete y posteriormente trabajará de cerca con los ministros con el objetivo de asegurar la interacción entre todos para responder al proyecto del jefe de Estado.

Si bien el nombre de Villamayor ya sonaba como reemplazante de Ullón, reconoció que la interpelación frenó su designación, debido a que el mismo tenía que contestar las preguntas de los parlamentarios sobre cuestiones relacionadas a la seguridad.

En otro momento el hombre de confianza del mandatario, afirmó estar totalmente de acuerdo con la designación de Euclides Acevedo, quien jurará este lunes a las 16:00 como nuevo ministro del Interior en Palacio de Gobierno.

Respecto a su gestión al frente de la cartera del Interior, destacó los avances concretados en el último año, no obstante mencionó que falta mucho por hacer en el Ministerio del Interior, principalmente en lo relacionado a la seguridad en el norte del país.

En ese orden citó la necesidad de restructurar la Policía Nacional para que recupere la confianza ciudadana. “No podemos dejar de tener en cuenta que la Policía está abandonada hace más de 30 años”, aseguró.

Por otro lado informó que el decreto de su designación está en proceso y que el mismo estaría asumiendo una vez que lo haga Acevedo. “La ejecución del decreto guarda relación con que el nuevo ministro del Interior asuma al cargo”, subrayó finalmente.

Sigue leyendo

Edición

Barrera del dólar está a punto de “sucumbir” por la demanda

Publicado

en

El dólar en Paraguay registró una fuerte presión en el mercado, tanto minorista como mayo­rista, presionado intensa­mente por demanda interna, sumados a factores exógenos. La barrera histórica del mer­cado mayorista o interbanca­rio está a punto de “sucum­bir”, de acuerdo a análisis de Basa Capital.

El par dólar-guaraní conti­núa en zona de 6.400/6.450 guaraníes por unidad. La persistente e insatisfecha demanda tanto para transac­ciones de tipo contado como a plazo y, que se podrían inten­sificar la próxima semana, sigue presionando diaria­mente al Banco Central del Paraguay (BCP), que hasta ahora logra resistir el nivel entre G. 6.410/G. 6.430 y que corresponde a precios del mercado mayorista de transferencia.

“Ubicamos soportes o pisos en G. 6.350, G. 6.300 mientras que las resistencias o techos situa­mos en G. 6.450 y G. 6.800. El gráfico de Reuters muestra al par dólar-guaraní de los últi­mos 20 años, donde se observa claramente al nivel 6.400 como resistencia histórica y que fue testeado en agosto del 2003, febrero del 2005, mayo del 2019 y octubre del 2019”, explica el comentario realizado por la casa de bolsa.

El tipo de cambio de referen­cia, publicado por el Banco Central del Paraguay, abre esta semana en G. 6.409 por unidad, mientras que el mer­cado cambiario registró la cotización de G. 6.330 por venta minorista, el mayor precio de los últimos 5 meses, casi el techo máximo de los G. 6.370 registrado en mayo pasado.

El economista Aníbal Insfrán explicó que no existe un esce­nario para que la cotización supere este nivel. “Simple­mente hay una demanda un poco mayor de la esperada y no hay cobertura suficiente, el BCP está vendiendo casi normal US$ 5 millones al día y entonces esta mayor demanda no se está cubriendo con oferta de dólares”, expresó el especialista.

Agregó que al parecer algu­nos agentes se están posi­cionando en la moneda nor­teamericana y por eso que se ubicó en este punto. A nivel mundial, el dólar cerró al alza con la mirada puesta en la guerra comercial, atento con los dichos de miembros de la Reserva Federal que comentaron que se debe­ría ser paciente al evaluar si reduce las tasas de interés y la fortaleza del consumidor estadounidense será clave, según acotó el presidente, Eric Rosengren. LN

Sigue leyendo

Más popular