Conectate con nosotros

Edición

Encaminarnos hacia un mundo donde haya más cooperación

Publicado

en

Dado que el mundo es ahora más interdependiente que nunca, los países pueden conseguir muchos logros cuando aúnan esfuerzos.

Los países cooperan si consideran que ello redunda en su propio interés, tanto desde el punto de vista económico como político. La cooperación mundial después de la Segunda Guerra Mundial —en el contexto de un sistema de normas, principios compartidos e instituciones— ha permitido lograr importantes avances económicos y sociales y ha sacado a millones de personas de una situación desesperada de pobreza. Y cuando los países se unieron hace 10 años para coordinar sus políticas macroeconómicas, lograron que la Gran Recesión no se convirtiera en otra Gran Depresión. La primera cumbre de líderes del Grupo de los 20, celebrada en noviembre de 2008, que congregó a las principales economías avanzadas y grandes economías emergentes, como Brasil, China e India, simbolizó un espíritu de cooperación que revestía urgencia. Sin duda es mucho lo que los países pueden lograr cuando trabajan mancomunadamente.

Y aun así, en un momento en que la economía mundial es más compleja que nunca y enfrenta muchos desafíos comunes, las naciones del mundo se muestran menos dispuestas a actuar de manera colectiva. El sistema de cooperación mundial está sometido a tensiones.

Hay razones comprensibles para que la gente cuestione si hoy la cooperación internacional sigue siendo beneficiosa. La desigualdad económica dentro de cada país se está ampliando, especialmente en las economías avanzadas. Algunos hogares se han visto poco beneficiados por el crecimiento económico, y muchas comunidades han perdido empleos e industrias enteras. Por eso, los votantes están más dispuestos a escuchar cuando los políticos afirman que las interacciones mundiales impiden resolver los problemas internos.

Pero dejar de participar en la cooperación internacional sería un error, y volvería a crear algunas de las condiciones que dieron origen a crisis anteriores. Sin embargo, las políticas basadas en la cooperación solo pueden materializarse si cuentan con apoyo político interno. En consecuencia, los países se retraerán y saldrán perdiendo a menos que los gobiernos puedan demostrar ante los votantes los beneficios concretos que reporta la cooperación internacional.

La cooperación internacional bajo tensión

Dos son los factores principales que han menoscabado la confianza de la gente en los beneficios de la cooperación económica.

En primer lugar, si bien la innovación tecnológica y la expansión del comercio mundial han contribuido a reducir extraordinariamente la desigualdad entre las personas que viven en diferentes países, también son parte de las razones por las que, internamente, hay una mayor desigualdad en muchas economías avanzadas. A los ojos del público, la mayor parte de la culpa parece recaer en el comercio exterior, lo cual lleva a la gente a dudar de expandir el comercio a través de una mayor integración económica.

En segundo lugar, debido al éxito mismo de la cooperación internacional desde la Segunda Guerra Mundial, la proporción de la actividad económica mundial que tiene lugar en las economías avanzadas de Europa, Estados Unidos y Japón se ha ido reduciendo, al tiempo que ha aumentado la de los mercados emergentes.

El gráfico ilustra esta sorprendente evolución desde 1950. Los beneficios que Estados Unidos y otras economías avanzadas obtienen al promover bienes públicos mundiales, como el comercio internacional, deben compartirse cada vez más con otros países.

Esto podría ayudar a explicar por qué el éxito de la globalización y la cooperación internacional impulsadas por Estados Unidos en cuanto a promover el comercio y elevar el ingreso per cápita en todo el mundo, paradójicamente ha debilitado el apoyo público a la cooperación dentro de Estados Unidos y de otras economías avanzadas. En el mundo multipolar de hoy es más difícil mantener la cooperación.

La perenne necesidad de cooperación mundial

A pesar de estas dificultades, los países necesitan más, y no menos, multilateralismo. ¿Por qué? Porque el mundo se ha vuelto más interdependiente que nunca.

Para empezar, la revolución de la información ha multiplicado las conexiones y acrecentado la complejidad en todo el mundo. Las ideas fluyen por todas partes. A través de las cadenas mundiales de suministro la producción está cada vez más internacionalizada, dado que los países dependen cada vez más de insumos extranjeros para sus propias exportaciones.

La lista de problemas compartidos es abrumadora: cambio climático, reducción de la biodiversidad, riesgo de pandemias y superbacterias, escasez de agua potable, degradación de los océanos, ciberdelincuencia, terrorismo, migraciones a gran escala y evasión de impuestos.

Las fronteras nacionales no detienen estos desafíos, por lo cual es preciso que los países cooperen.

Nuestro mundo también se ve llamado a unirse ante algunas formas de comercio socialmente dañinas, como el tráfico de personas, de estupefacientes y de armas, así como ante el flujo transfronterizo anónimo de fondos malhabidos. Una vez más, las autoridades nacionales no pueden encontrar solas las soluciones. Es vital la acción colectiva.

Lograr mayor apoyo

Considerando lo antedicho, los gobiernos resistirán la tentación de adoptar políticas que antepongan el interés nacional a todo solo si la cooperación logra concitar un amplio apoyo público. Y ese apoyo solo se logrará si se ve en la cooperación internacional un medio para aplacar las preocupaciones legítimas, compartidas por amplios sectores, en torno a los costos de la globalización. De lo contrario, es más probable que los votantes caigan presa del canto de sirena de líderes políticos que pregonan la autosuficiencia.

Esto significa que todos los gobiernos deben asegurarse de que las políticas ayuden a los afectados por las dislocaciones, ya sea que se deriven del comercio exterior o de avances tecnológicos. También implica promover políticas que reduzcan la desigualdad, amplíen las oportunidades económicas a través de la inversión en la gente, aumenten la transparencia de los gobiernos (sobre todo de los sistemas tributarios) y limiten la corrupción

En los últimos años, el FMI se ha centrado cada vez más en estas cuestiones en todos los aspectos del asesoramiento que proporciona a los países.

Lograr que haya respaldo a la cooperación también requerirá cierto grado de humildad. Lejos están aquellos impetuosos días de la posguerra, cuando los países renunciaron formalmente a algunos elementos de su soberanía, incluida la soberanía sobre el tipo de cambio. Los instrumentos más importantes de la cooperación se basarán, no ya en una legislación rígida o en obligaciones asumidas en tratados legamente vinculantes, sino en normas “blandas”, por las cuales los países convengan colectivamente en aplicar prácticas óptimas, como los Principios Básicos de Basilea que rigen la regulación bancaria.

La cooperación mundial ha sido fundamental para la extraordinaria expansión del bienestar y las oportunidades en los últimos 70 años. Ahora debe producir resultados a fin de abordar los desafíos del siglo XXI. Para superar estos desafíos se necesitarán nuevas modalidades de cooperación, una mejor comunicación y una agenda mundial de políticas que tenga amplio respaldo del público.

En pocas palabras, el mundo necesita un nuevo multilateralismo.
LA NACION

Sigue leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Edición

Gobierno presenta plan de gestión para avanzar hacia ODS 2030

Publicado

en

Asunción, IP.- El Gobierno Nacional presentó este lunes el “Plan de Gestión Integral de la Comisión ODS Paraguay, año 2019”, en una renovación del compromiso del Paraguay con los Objetivos de Desarrollo Sostenible del año 2030.

Los ODS 2030 comprenden 17 objetivos y 169 metas de desarrollo global en indicadores como reducción de la pobreza, crecimiento económico inclusivo y protección del medio ambiente.

Paraguay, como país que asumió el compromiso en el año 2015, inició el camino de la implementación que el año pasado tuvo su primer informe de avances.

Con el plan de gestión de este año, la Comisión ODS Paraguay se centrará en tareas de fortalecimiento de las instituciones, seguimiento de las labores de implementación de los objetivos y reforzar todo lo relacionado al monitoreo de los avances.

El acto fue encabezado por el canciller Luis Castiglioni quien destacó el compromiso del Gobierno que ha hecho de los objetivos “una política de Estado, que ha tenido un correlato importante en términos de iniciativas, actividades y acciones”.

La coordinadora de la Comisión ODS Paraguay, Estefanía Laterza, señaló que uno de los desafíos es fortalecer las unidades de recolección de los datos que involucran a cada una de las instituciones públicas, lo que permite al Paraguay una herramienta importante para una correcta planificación.

Indicó que quedan bastantes desafíos en estos 11 años para mejorar en acceso a salud, erradicación de pobreza, y acceso inclusivo a la justicia.

El acto contó con el acompañamiento del director de Itaipu, José Alberto Alderete, en representación de la institución que acompaña al Gobierno en el cumplimiento de las metas globales.

Sigue leyendo

Edición

Firman convenio para utilizar nuevo sistema de trazabilidad en sector cárnico

Publicado

en

Asunción, IP.- Autoridades de instituciones del sector público y privado firmaron este lunes un convenio de cooperación interinstitucional con el fin de fortalecer la trazabilidad del sector de la carne a través de un nuevo sistema que mejorará la competitividad del sector e incorporará variables socio ambientales como valor agregado para los mercados internacionales.

El objetivo del convenio es elaborar un programa piloto de identificación individual de animales, basado en un sistema informático alineado al concepto de “Blockchain”, tecnología que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de una manera completamente segura.

El sistema realizará la verificación sostenible del ciclo productivo y de proceso desde el productor hasta el consumidor final e implementar dicho sistema a través de los productores inscriptos en el Sistema de Trazabilidad del Paraguay (Sitrap).

Con la firma de convenio entre el ministro de de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, el ministro del Ambiente y Desarrollo Sostenible, César Oviedo, el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal, José Carlos Martin, la presidenta del Instituto Forestal Nacional, Cristina Goralewski, el presidente de la Asociación Rural del Paraguay, Luis Villasanti y el presidente de la Cámara Paraguaya de Carnes, Juan Pettengil se resalta la alianza estratégica entre el sector público y privado y se reafirma el compromiso de las partes para facilitar información precisa en el sistema alineado a la Ley de Acceso a la Información Pública.

El sistema permitirá aumentar la transparencia y trazabilidad en la gestión de las cadenas de suministro del sector cárnico y fortalecer el manejo de la información para la gestión del hato ganadero.

Además, la implementación posibilitará la incorporación de variables ambientales y sociales al sector que es importante para la sustentabilidad del sector y para crear valor agregado para los mercados más exigentes y de mejores precios a nivel internacional.

El Plan de trabajo tendrá el apoyo financiero de la Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Grupo Banco Mundial, IFC es una organización de la Corporación Financiera Internacional de desarrollo dedicada exclusivamente al sector privado en los países en desarrollo. IFC será responsable de la gestión administrativa y supervisión del equipo técnico.

Sigue leyendo

Edición

CURIOSIDADES: La primer fuente de vino en Italia: abierta 24 horas y de forma gratuita.

Publicado

en

Esta iniciativa se concretó en la comunidad de Abruzo, cerca de la capital italiana Roma. Conocida como “La fontana del Vino“, la podemos encontrar en el Camino de San Tommaso, una famosa ruta entre Ortona y Roma.

En este trayecto se puede visitar esta nueva fuente, la cual nos permite disfrutar de sus espectaculares vinos tintos totalmente gratis, las 24 horas del día durante toda la semana.
Esta curiosa fuente fue inaugurada por el viñedo Dora Sachese localizado en Ortona y por la organización El camino de Santo Tomás. Gran parte de esta idea surgió para complacer a los peregrinos católicos que hacen las rutas entre Ortona y Roma, pero lo importante es que esta magnifica fuente esta abierta a cualquier persona que desee visitarla.
Si estas planeando un viaje a Italia, no puedes dejar de pasar por la curiosa Fontana del Vino y deleitarte con su sabroso vino tinto. Cabe destacar que es la primer fuente italiana que en vez de tener agua, tiene vino

Sigue leyendo

Más popular