Edición

Cierra año complicado para industrias de soja

El año que está culminando ha sido complicado para las industrias aceiteras en Paraguay. Algunas plantas se vieron obligadas a reducir el procesamiento y a exportar granos debido a distorsiones del mercado por una medida de Argentina y la falta de políticas claras del Gobierno para el sector, argumentó ayer el titular del gremio Cappro, Juan Tizado.

PUBLICIDADE.
SAFRA Cambio #

“El 2017 fue difícil para las industrias aceiteras en Paraguay, tal como lo vaticinó la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro), porque lamentablemente algunas de las asociadas tuvieron que achicar sus planes de molienda”, explicó ayer el presidente de esa organización, Juan Tizado, como evaluación del periodo.

“En este periodo también tuvimos que enfrentar un incremento en el valor de la energía suministrada por la ANDE, desde el mes abril, que no estaba presupuestado y que impactó fuertemente en las compañías, con un total de cerca de US$ 3 millones aproximadamente”, estimó Tizado.

En cuanto al volumen, remarcó que la cosecha de soja 2017 fue récord, con más de 10 millones de toneladas, pero la industrialización disminuyó, tanto en proporción como en valores absolutos, en comparación con el periodo anterior.

Este año se proyecta una molienda del 35% de la producción nacional de soja, con unos 3,5 millones de toneladas, contra unos 3,62 millones de toneladas del 2016, que porcentualmente fue de un 39% sobre la cosecha de la zafra correspondiente.

Desafío del sector. Por su parte, la gerente general de Cappro, Sandra Noguera, señaló que el desafío de la agroindustria paraguaya es la generación de políticas y regímenes por parte del Estado, para poder contrarrestar las barreras arancelarias, que de no ser así, se permiten fugas de materia prima.

“Esta situación desmotiva las inversiones que podrían haber sido atraídas al país, pero que terminan yendo a otras naciones”, acotó la fuente.

Destacó que el 60% de la exportación y el 90% de la importación de soja a nivel mundial cuenta con diferenciales arancelarios entre los productos derivados (harina y aceite) y materia prima (granos).

Sin embargo, en nuestro país se da el mismo tratamiento tributario vía Decreto N° 1029, calificado como “una industria de procesos básicos e incipientes”.

Añadió que se debe cumplir la Ley N° 5061/13, que modifica disposiciones del régimen tributario y establece entre otras cosas, que la devolución del IVA sea del 100% para la exportación de productos industrializados

Fuente: ABC

PUBLICIDAD;
LISTA 4 – AMAMBAY

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más popular

Arriba